lunes, 30 de agosto de 2010

Los Callejones y el Errante: Capítulo 01 - Página 03

Los Callejones y el Errante
Capítulo #01
Pagina #03
Guión: Ernesto Parrilla
Dibujos: Felipe Ricardo Avila

 Click en la imagen para ampliar

13 comentarios:

oenlao dijo...

puede reconocerse Lucho Olivera por ahi...que lindo dibujo el del ultimo cuadro grande...

SIL dijo...

Ayer leí por vez primera el cuento EL INMORTAL de Borges.
Me transmite sensaciones parecidas esta historia.

Esas suposiciones que sin dudas, se pueden aseverar, son las sentencias más irrefutables.
Coincido con el comentador anterior que el último dibujo es intimidante.

Beso x 2

SIL

Felipe R. Avila dijo...

Sil querida lectora:
el amigo Neto debe haber incursionado por las perdidas arenas del desierto borgeano en busca de la ciudad de los inmortales con toda seguridad.
Pero sólo para verla de lejos y decidir que su Errante y su perseguidor andarán por otros derroteros que, como sabés, me ha vedado contar bajo amenazas terribles.

Para Oenlao: sí,has acertado.
El dibujante Lucho Olivera ha sido mi guia en el dibujo de historieta. Creo que ha sido maestro de una generación,como antes Breccia de él mismo y de los que vinimos luego.
Lo conocí personalmente a Lucho Olivera y llegué a colaborar con él en algunos de sus últimos trabajos, como tantos ayudantes que tuvo antes que yo. Se reía con esa humildad y gentileza suyas mas propias de un caballero del siglo XIX que del futuro que nos solía dibujar desde su "Gilgamesh, el inmortal". Me dice un día Lucho que igual lo llamaba Alcatena, "maestro", le decía Quique siempre.
Se reía Lucho,casi con cierto pudor a ser reconocido.Pero lo era.
Uno de los grandes en serio de la ilustración y la hsitorieta argentina.

d80 dijo...

que emocionante que se está poniéndo esto, todo errante tiene su némesis, su perseguidor...
Grandes aventuras nos esperan en estas viñetas que cada día se lucen y disfrutan más.
Un abrazo para los dos!

Con tinta violeta dijo...

Hay muchos relatos relacionados con personajes errantes en mitos y fábulas, como la del judío errante, o en objetos como el holandés errante, o en los propios "Inmortales" del cine, castigados a vagar por tiempos o aguas infinitas hasta el final de los tiempos...para purgar una culpa...el tema es siempre inquietante...y seductor para quienes somos temporales y finitos por naturaleza...y eso nos atrae...
Si para colmo hay otros ingredientes tales como un libro misterioso, unos callejones extraños...¡¡¡Bueno!!!! Quedamos pegados como lapas a la página, hasta que el cuento termine.
Felipe, increíbles los dibus, cada día te superas. Aplaudo, plas, plas,plas, de pie.
Besos a todos!

Felipe R. Avila dijo...

Muchas gracias, Paloma.
Me quedo yo solito con los plas plas aplausos que enviaras, porque netomancia... ¿usted se acuerda que amenazó con tirarla al mar?
Yo que usted no lo olvido, por mas cálidas qe sean las del Mediterráneo...

Martha Barnes dijo...

Chicos,cuentan y dibujan emociones que llegan...yo lo siento asi...

Netomancia dijo...

Le ha errado don Felipe, poco he leído de Borges. Soy adepto al vecino de enfrente, Anderson Imberth.

Con tinta violeta dijo...

Si, don Felipe, recuerdo que dijo de tirarme al mar (Mediterráneo)...pero recuerde que aquí estamos en verano...y él lo dijo en forma simpática para que yo me refrescase, ja,ja...sshhhh, disimule Felipe, no le provoque...que tienen que compartir charla en la feria, no vaya a ser que trame algo a sus espaldas...
Abrazos!!!

Ruminant dijo...

Ese dibujo del errante con el tomo bajo el brazo es genial, muestra a la clara sus aptitudes para el dibujo, que suerte la suya de haber conocido y compartido tanto con el maestro Lucho Olivera, aunque digan que la envidia nunca es buena...un poco de envidia siento, jaja!

Netomancia dijo...

Ese dibujo es sin dudas la imagen de este relato. Tiene tanto detalle como pasión le puso Felipe.

Felipe R. Avila dijo...

Gracias querida Martha por lo que decís y antes que nada,por sentarte a leernos!

Sergio: En realidad no fueron años, pero si mucho tiempo:Lucho era una persona muy amable y culta. Por ahí te llamaba un sábado:"Felipe,¿puede venirse para acá, quiero que vea algo que le va a servir" Y llegabas y te llevaba al Museo de Arte Decorativo para mostrarte las cerámicas o vajillas de los rusos antes de la revolución bolchevique.
"Mire ese detalle, fíjese aquello otro".
O por ahí estaba en la casa viendo TV y te llamaba por teléfono para comentarte algo que le interesaba.
Recuerdo un domingo al mediodía, yo recién terminaba de comer y suena el teléfono,
era Lucho.
Comenzamos hablando de un documental que estaba viendo en ese momento sobre "fractales" y terminamos dos horas después luego de haber comentado a gusto la teoria de Rupert Sheldrake de los campos mórficos (teoria que recomiendo porque es super entendible e interesante).
Lucho era así: algo excéntrico, loco para algunos, genio para muchos otros, entre los que me incluyo.
Siempre se mostraba educado, guardaba distancias en el trato pero te abria a su afecto, era un tipo lúcido y que dibujaba como los dioses.Los que tomaron varios cafés con él o una bebida lo recordarán detrás de varios cigarrillos exponiendo sobre cuestiones de lo mas diversas.
Otra vez me llama:"Felipe, estoy por hacer una historieta de Irak, necesitaria..."y ahí estaba yo buscándole material para documentarse.El era muy cuidadoso no dibujaba armas sin verlas en fotos o donde fuera. A veces iba hasta el museo policial que dirige su amigo el escritor Ray Collins(Zapietro), una vez casi hacemos una sesión de fotos ahí, para Rebrote. Otro día me llama:"Felipe, ¿me puede dibujar unos castillos, dos o tres imágenes algo donde se vean almenas o alguna torreta? Y ahí me ponía a dibujar algo.A veces usaba eso a veces le servía de inspiración y hacia otra cosa. Nunca le pasé a tinta un lápiz por ejemplo.Lo último que le hice fueron dibujos de Venecia para una historieta con guiones de Ricardo Ferrari, nunca la vi publicada no se si salió o si no la terminó. Algunos dibujos pueden verse en mi blog "Alegría del Hacer".
Lucho murió el 11/11/2005 luego de una extensa enfermedad terminal.
Meses antes habia tenido un gesto que lo enaltece: terminó de pasar en tinta y metió algunos lápices a una historieta de Heuffemann, un ex alumno suyo que no la pudo terminar y entregar (porque se murió)y la viuda no podía cobrar ese trabajo que era para EEUU. Lucho se lo terminó.
Un grande,Luis Ricardo Olivera.
Me criticaba a veces:
"Felipe, usted tendría que estudiar un poco más de anatomia me parece...",decía, y casi siempre tenía razón.

Netomancia dijo...

Que lindo leer todo eso Felipe, que lindo.