martes, 21 de septiembre de 2010

Detrás de escena (3):el botiquín de Borges


Borges no se llamaba Borges, éste Borges,el nuestro.

Pero es bibliotecario. Muy tenáz y perseguidor: a los libros en mal estado los recuperaba con trabajo de cirujano.

Neto me pasa el guión. Ahí yo leo para entender como dibujar eso, ver que me indica el autor que debe ir en cada cuadro:

Imagen: La mano de Borges colocando en la estantería un libro.

Texto: Cuando veía algún detalle dañado, detenía su marcha, buscaba su botiquín de primeros auxilios para libros (que el mismo había armado)...

Imagen: Recoge del carrito un libro con la tapa colgando.

Texto: ... y en un viejo escritorio que ocupaba justamente para esas tareas, iluminado por un velador antiguo, procedía a la restauración, con esmero y prudencia.

Imagen: Sentado delante del escritorio antiguo, iluminado con una lámpara antigua, cose el libro con la tapa suelta.

Texto: Y luego, continuaba con su tarea. Claro que a Borges le bastaban un par de horas para terminar de ordenar.

Imagen: Otra vez empujando el carrito entre las estanterías, ahora visto de espaldas, como alejándose.

Texto: Pero era su excusa para quedarse a leer por el placer de leer. No había Enriquetas, socios apurados, ni lectores ruidosos y mucho menos, compañeros molestos.

Imagen: Borges sentándose en una silla frente al escritorio donde antes había estado arreglando el libro.

Página 3 Texto: Porque la lectura es un arte complejo, donde la imaginación debe viajar a mundos infinitos. Y cada noche, el se sumergía en esos mundos, dejando atrás la puerta de la realidad y del tedio de los días.

Imagen: Rostro en primer plano de Borges, ojos abiertos, mirada amplia".

Amplia... ¿Cómo hacerla? Las indicaciones de los guionistas son fantásticas siempre, en todo sentido. Y por dibujar... por dibujar, más me atraía el botiquín. De todos modos hice la lámpara pero la incluí en otros cuadros, o en el tercer lugar de esta misma página, para dar referencia.

Pero para mi el tema era la valijita, el dichoso botiquín. Me venía a la mente la del especialista que había retocado y restaurado a Woody en Toy Story 2.Por ahí andaba el tema. Borges ¿Era o no un maniático del orden, un tipo superpuntilloso, "adicto" a los detalles pequeños?

Como ven, el cuadro 3 tuve que empezarlo de nuevo, por error al escribir. Siempre escribo primero el texto y veo donde me queda un lugar para que pueda dibujar. Este tipo de historietas trae mucho texto, así que subordino la diagramación a como se mueven los personajes primero, y luego coloco el texto y como dije antes: dibujo por donde queda espacio.
Como los japoneses que al diseñar una plaza antes de marcar el camino que la cruce sembraban pasto y dejaban que la gente al caminar -y desgastar el pasto-, les indicara el camino correcto para hacer luego el recorrido final. Bueno, una vez terminado ésto el punto fue el detalle.Y ahí si: alfileres, agujas, pinzas, alicate, cortantes, pegamentos, esponjero, hilo, lupa...lo que la imaginación dicte.

¿Pueden ustedes enumerar todos los elementos?

El que nombre todos sin error será adjudicatario de un hermoso presente que veremos luego como se les envía. ¡Os lo prometo y os lo juro!

Felipe

7 comentarios:

Martha Barnes dijo...

Felipericardo Calaverita rosa¡Qué lío!Restaurar libros es un dolor de cabeza...y ubicar textos en el cuadrito también!

Con tinta violeta dijo...

Sr dibujante: yo veo:alfileres o chinchetas, alicates, tijeras, papel, lápiz o bolígrafo, dedal, bobinas de hilo, lima, goma de borrar, aguja, gafas, lupa, navaja para cortar, esponjilla para humedecer...
Uf, con esta descripción de como se arman las viñetas, se aprecia mucho mejor el trabajo que lleva.
Genial trabajo este de descubrirnos las "tripas" de la historieta.
Abrazos a los dos artistas!!!!

¿me gane un premio señor dibujante?

Ruminant dijo...

Para mí hay: alfileres o chinchetas, alicates, tijeras, papel, lápiz o bolígrafo, dedal, bobinas de hilo, lima, goma de borrar, aguja, gafas, lupa, navaja para cortar, esponjilla para humedecer...

mentira mentira, copié y pegué lo q dijo Paloma, no esperarás q me tome el trabajo de mirar y anotar todo...

d80 dijo...

alfileres, chinches, papel, lápiz, tijeras, ufff es re jodido esto! quiero el regalo de arriba! jajaja
que bueno Felipe, me encanta ver los entretelones de las historietas!
salute!

SIL dijo...

Como en tantas otros aspectos del arte, es maravilloso observar el backstage, porque entonces uno logra valorar y dimensionar con más objetividad el trabajo que se realiza.

Cuánta pasión se nota en Felipe, cuando cuenta ésto. Se percibe su vocación a través de estos entretelones.

Beso x 2.

SIL

Netomancia dijo...

Fantástico lo que subiste Felipe, me encanta también saber un poco más del proceso del dibujo, porque en esto salvo que se lo que va a dibujar, estoy igual que los lectores, no tengo la menor idea de los pormenores de la creación, como tampoco Felipe sabe todo aquello que sucede en medio de la escritura de un guión.
Excelente Felipe y no me pongo a enumerar porque los empleados de la casa no pueden participar en el concurso jaja.
Abrazos!

Felipe R. Avila dijo...

Bueno el jurado agradece y declara:
que cada uno de "los comentaristas"
recibirá un ejemplar de la revista "Corazones Invictos" escrita por Daniel Paroli y dibujada en 1994 por mi con la técnica amable del collage.
Esta revista aún no está a la venta.
Esto es en serio, cada uno de los que comentó (Sil,Paloma,Diego,Martha y estamos viendo si convalidamos a Don Belce porque se copió...Mhhh...)cada uno debe mandarme su dirección o lugar a donde remitirles el premio. Es en serio! Escríbanme a mi direccción de correo electrónico y durante el mes que viene se los envio de regalo.
Sobre lo que dice el Amo Netomancia es cierto,yo no se de qué va nada de lo que él escribe hasta que abro el correo y empiezo a leer lo que el genio me manda. Debo decirles que es un placer absoluto copiar el guion,imprimírmelo y escapar a un bar, pedir un café y dejar que el humo o vapor me acompañe mientras el texto -casi siempre- me golpea:o por el lado del sentimiento, o por la admiración o bien por la simple imaginación desbordada del amigo Ernesto.